logo litoralcode
logo de creserh
logo vule
linkedin edit samalloa twitter de edit samalloa facebook blog de edit samalloa g+ de edit samalloa youtube edit samalloa rss del blog

El branding personal

imagen árticulo branding personal

Muchas veces te quejas porque no encuentras el trabajo soñado o ideal según tus expectativas, se te hace difícil incursionar nuevos mercados o venderte como profesional. Esto no es raro, generalmente nos han enseñado más a detectar nuestras debilidades que potenciar nuestras fortalezas.

Sabemos que los requerimientos en los puestos de trabajo son cada vez más exigentes y tal vez contamos con las capacidades para ello pero no logramos destacarlas. Por eso nunca debes subestimar el efecto que puede tener tu imagen personal en tu carrera profesional, tanto para bien como para mal.

Y entonces qué hacer?. Tal vez lo más apropiado es desarrollar tu branding personal o marca personal.

Pero ¿Qué es el branding personal?

Todos, aunque no seamos conscientes de ello, tenemos una imagen que estamos proyectando al mundo de quiénes somos, qué hacemos y cómo lo hacemos. Cada vez que creas un perfil en cualquier red social como Twitter, Linkedin o Facebook o un blog, tu marca personal pasa a formar parte de la red y está accesible a todo el mundo, va a estar hablando de ti los 365 días del año.

Esta marca personal es la percepción que tienen de ti los otros que te leen y escuchan. Los demás evalúan qué tanto aportas al sector, a la industria, a la profesión por medio de lo que dices y haces. Esto implica promover todo tu talento para que crezca tu comunidad y el beneficio sea sinérgico.

Los beneficios son bastante claros porque puedes mostrar todas tus habilidades y experiencias más allá de tu curriculum, que suele ser más limitado a la hora de socializarlo. Por ejemplo:
Te permite contactarte con gente que quieres que te conozca siendo más efectivo que nunca. Te permite conseguir nuevos clientes para tu negocio.
Te diferencia del resto de profesionales que te pueden hacer la competencia. Te facilita singularmente encontrar tu trabajo deseado.
Te posiciona como experto en tu especialidad y promueve la posibilidad de contratos de publicidad y sponsors, o con editoriales para escribir libros.
Permite que otras personas te vean como un líder. Te facilita encontrar socios y colaboradores para nuevos proyectos y promover los mismos.

Puedes prestar servicio como consultor privado. Te genera oportunidades de asistir a eventos como conferencista.
Crea a tu favor muchas oportunidades nuevas relacionadas directamente o no con tu profesión.

Ahora te sugiero algunos tips para tener en cuenta en esta tarea:

1. Defínete como profesional: para ello debes conocerte a ti mismo, es decir, debes generar una imagen bastante certera de ¿en qué soy bueno?, ¿qué cosas hago mejor que la mayoría de la gente?, ¿qué me diferencia del resto de los profesionales?, ¿cuáles son mis habilidades y destrezas?, ¿cuál es el medio en el qué me siento más a gusto para expresar mis ideas?,¿cuáles son las actividades que me entusiasman?, ¿estoy preparado para que otras personas me critiquen?, ¿soy consciente de los riesgos que tiene el ser famoso/ conocido por mucha gente que yo no conozco?

2. Genera un espacio donde en forma regular compartas con el mundo tus conocimientos y puedas mostrar lo mejor de ti: vincular todo lo que has hecho con una dirección url y su nombre, tener un dominio. Selecciona una plataforma que puedas vincularla a la url, por ejemplo: Wordpress es un sistema sencillo que te permitirá crear un sitio sin conocimientos avanzados de informática.

3. Crea contenido: hay muy poca gente que está creando contenido. Simplemente publica cosas de calidad haciéndote referente de tu sector, trabajando sin cesar, promocionando tu trabajo, creando rapport con tu audiencia, estrechando lazos con expertos de tu nicho, etc. Tú ya sabes la respuesta, tan sólo hace falta que te pongas manos a la obra y que sigas luchando pase lo que pase. También puedes editar vídeos o podcasts.
¿Qué es importante en todo esto? Que el contenido sea fácilmente captable para cualquier clase de público, es decir simple y directo. Acostúmbrate a hacer las cosas importantes para tu negocio primero y deja toda actividad ociosa o de mínimo alcance, en cuanto a su rendimiento, para más tarde.

4. Herramientas para distribuir el contenido: Facebook pages donde hay analíticas que la gente puede seguir el contenido y tenga mejor impacto. También ten un twitter, aunque pueda ser bastante personal trata de que puedas vincularlo con lo profesional. LinkedIN: llena todo el perfil profesional y si te es posible en varios idiomas. Es la parte tradicional hecha moderna.

5. Técnicas analíticas por ejemplo con Google Analytics y sistema de suscripciones para que la gente se contacte y pueda dejar sus pareceres haciendo críticas y aportes.

6. Consejos finales: destacar y arriesgar. Es decir, genere el contenido que la gente necesita, aprenda de aquellos que no les interesa, acepte las críticas y transfórmelas en nuevos contenidos. El mundo necesita creativos y gente con propuestas. Apunte a apoyar a la comunidad.

Bueno, ahora manos a la obra y sale a vender de la mejor manera lo que sos. ¡Suerte!.